martes, 22 de noviembre de 2016

TENGO ALGO QUE CONTARTE (7)

Correspondencia entre dos mujeres.



La Habana, 20 de noviembre de 2016



Un horrendo crimen continua impune


Vicentita,

Ni los avatares ocasionados por el destructivo paso del huracán Matthew impidieron a los cubanos recordar el horrendo crimen de Barbados y rendir tributo a las víctimas inocentes desaparecidas como consecuencia de la explosión, en pleno vuelo, del avión de Cubana de Aviación 455, el 6 de Octubre de 1976, o sea hace 40 años exactamente.

Murieron 57 ciudadanos cubanos, entre ellos, un grupo de jóvenes y adolescentes, del equipo juvenil de esgrima que regresaban con sus medallas en el pecho, además de 11 guyaneses y 5 norcoreanos.




Cuba entera sufrió la pérdida de todos ellos. Cuanto dolor, luto e indignación provocó en aquellos momentos, dolor que se renueva a cada momento cuando es público y notorio que sus asesinos, los que diseñaron la acción terrorista y ejecutaron la misma, gozan de buena salud y se pasean impunemente por las calles de la Florida y por otras de los Estados Unidos. Pues los asesinos no se ocultan para hablar de la protección y el indulto que la CIA y el gobierno estadounidense les otorgan.

No deja de asombrar la bajeza moral y humana que el hecho criminal en sí provoca y la impunidad en que se mantiene, demostrada y debidamente documentada la autoría de los criminales y la complicidad del gobierno de los Estados Unidos.

Cuanto odio albergaban para arrebatarles la vida a tantas personas inocentes. El horror del crimen se agiganta, en la misma medida que crece su repudio y el honor de los cubanos que mantienen su decisión de hacer valer el derecho universal de decidir sus destinos, de forma libre e independiente.

En estos días son muchas las voces que renuevan su acusación a los criminales y cómplices, entre ellas las de los gobiernos caribeños, latinoamericanos y brotan las lágrimas, una vez más, de los ojos de los familiares de los muertos, entre ellos de los hijos y nietos, que conmueven con los recuerdos de sus dolores.

Junto a ellos toda Cuba se abraza, no olvida, no perdona, porque como dijera Fidel en la ceremonia de duelo en la Plaza de la Revolución “cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla”.


Un abrazo,
La Habanera




(*)Tengo algo que contarte. Correspondencia entre dos mujeres es una relación epistolar entre una mujer de La Habana y otra de Salt (Girona). La publicación de estas cartas se realiza con el permiso de ellas mismas que han confiando en La Guerrilla Comunicacional su publicación.

Si es la primera carta que lees puede ser que te interese ver el histórico de la correspondencia:

Prólogo: http://miraicrida.blogspot.com.es/2016/09/tengo-algo-que-contarte.html
Carta 1ª: http://miraicrida.blogspot.com.es/2016/09/tengo-algo-que-contarte-1.html
Carta 2ª: http://miraicrida.blogspot.com.es/2016/09/tengo-algo-que-contarte-2.html
Carta 3ª: http://miraicrida.blogspot.com.es/2016/09/tengo-algo-que-contarte-3.html
Carta 4ª: http://miraicrida.blogspot.com.es/2016/09/tengo-algo-que-contarte-4.html
Carta 5ª: http://miraicrida.blogspot.com.es/2016/10/tengo-algo-que-contarte-5.html
Carta 6ª: http://miraicrida.blogspot.com.es/2016/10/tengo-algo-que-contarte-6.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada